Bienvenidos todos a nuestro viaje por el mundo de las letras.
¡Estáis invitados a participar en esta aventura!

miércoles, 7 de noviembre de 2012

El silencio se mueve




Los motivos por los cuales nos regalan un libro, pueden ser muchísimos, pero hay ocasiones en las cuales un presentimiento cosquillea muy dentro de nosotros e imaginamos que el libro en cuestión, contiene algún mensaje especial, algo que nos hará conectarnos de otra forma con la persona que nos lo ha regalado. 
El silencio se mueve es una caja de sorpresas, es un descubrimiento más allá de la temática, un mensaje escondido para quien quiera leerlo entre líneas.
Tener el silencio a nuestro favor siempre será importante, ser su amigo, ser su aliado, tenerlo a nuestra disposición, no tan solo por la paz que aporta, si no por los mensajes que trae cuando se mueve y nos envuelve.
De esto va esta novela que tiene un ritmo relajado, que está muy bien escrita, cuya trama es interesante y cuyo desenlace es sorprendente.
El silencio va unido a todos los sentimientos imaginables, es como una gran vasija que los contiene todos y es exactamente aquello, que esta novela nos ofrece.
Como este post no dice mucho de la novela en si, les dejamos un enlace en donde pueden develar más cosas a nivel de temática. Yo no las incluyo en esta entrada, pues me pareció más importante que la trama, decir algo de aquello que el silencio esconde.

Ambas recomendamos este libro absolutamente.
¡Nos vemos en otra lectoaventura!
Pandora

3 comentarios:

MANUEL TRUEKE dijo...

dicen algunos libros nos llaman.-Y para que?,,,si no te callas no los escuharas.

Daniela dijo...

Dan ganas de leerlo después de esta opinión.
Efectivamente el silencio es un gran aliado o el mayor enemigo. ¿Quién mueve al silencio?
Tal vez por eso en muchas culturas orientales encontrar el silencio interior sea mucho más importante que encontrar un tesoro.
Ah! Hay una frase muy importante que de vez en cuando recuerdo (ya saben los años!!)
"No hables si tus palabras no pueden superar al silencio" YO, que siempre ando agregando cosillas, diría además, "No hables, ni escribas..."
Me leo la novela y hablamos luego!
Besitos!

MANUEL TRUEKE dijo...

debo leer esta apologia al silencio interior...por llevar la contraria a estos dias de ficticia compañia,,,silencios.